Todo lo que no debes hacer durante el primer mes de relación

Redacción. Cuando comenzamos a salir con alguien y nos damos cuenta de que nos gusta y que podría ser algo más que sólo diversión, a veces, sin quererlo, nos traicionamos a nosotras mismas. ¿Por qué? Pues, porque se torna un tanto difícil mantener la naturalidad y espontaneidad de los primeros encuentros cuando la persona que tenemos en frente empieza a interesarnos de verdad.

Detener la cabeza y tratar de disfrutar del presente se vuelve una tarea casi titánica, pero hay que hacer el esfuerzo si no queremos vernos como unas verdaderas psicópatas, ni ahuyentar a nuestro objeto de deseo.

Con ese propósito, el portal de citas eHarmony elaboró una lista con los nueve errores más frecuentes que se cometen durante el primer mes de relación.

Decirle que te estás enamorando…

… podría ser demasiada información para alguien con quien recién estás empezando a conocerte. Si bien la sinceridad es bien valorada, manifestar todo lo que sientes, compartir sin filtro tus expectativas sobre esa relación y/o interrogarlo acerca de sus sentimientos hacia ti, puede llegar a ser demasiado intenso para el primer tiempo de la relación. Tómate las cosas con calma y disfruta del presente.

Hablar de tu ex

El tema de los amores pasados es mejor dejarlo para cuando la pareja sea más sólida. Recuerda que en frente tienes a alguien con quien estás saliendo, no lo confundas con tu mejor amiga. Si le hablas de tu ex es muy probable que sólo consigas ponerlo inseguro, ya que sentirá que tiene un competidor demasiado cerca o que tu aún estás involucrada en aquella historia. Además, es mucho más interesante una persona que se enfoca en el futuro que una que vive en el pasado, ¿verdad?

Llegar tarde 

Aunque te parezca una pavada, llegar tarde a una cita es una falta de respeto hacia el otro. Nosotras tenemos la impresión de que está bien “hacernos rogar” un poquito, pero es totalmente falsa. Te aseguro que no le gustará ni un poco tener que esperarte durante 20 minutos.

Buscarlo en las redes

Internet puede ser nuestro peor enemigo cuando estamos conociendo a alguien. Nuestro instinto nos dice que tenemos que buscarlo en todas las redes sociales habidas y por haber para conocer sus gustos, averiguar si tenemos amigos en común y hasta para dar con alguna foto de su ex y compararnos. Espera a conocer a tu cita por los causes normales: charlando y compartiendo tiempo juntos. Con la búsqueda en Internet sólo conseguirás formarte preconceptos del otro.

relacion1

Beber demás

Si bien el alcohol puede ayudarte a sentirte más desinhibida, es un arma de doble filo. Con sólo una copa demás puedes arruinar la cita, ya que aún no se encuentran en esa etapa en la que puede llegar a ser una anécdota divertida. Quedarás como una persona irresponsable, que no sabe ubicarse en tiempo y espacio. Es preferible que te comportes tímida y sobriamente, y no que lo obligues a vivir una situación que lo pondrá muy incómodo.

Hablar de matrimonio

Está perfecto que quieras casarte y tener una familia, pero las primeras salidas no son el momento más indicado para hablar de ese tipo de expectativas porque podrías asustar hasta al mejor pretendiente. Espera. Con el tiempo te darás cuenta lo que él opina sobre el tema sin necesidad de que se lo preguntes.

Cuidado con la crítica constructiva

Puede que sus zapatos te parezcan horribles o que no te guste ni un poco su bar preferido. ¡Muérdete la lengua antes de criticarlo! Aunque tu creas que sea una crítica constructiva y trates de ponerle todo el humor, puedes llegar a herir susceptibilidades. Asimismo, ten en cuenta si él te critica a ti, puesto que es una actitud que seguramente empeore con el tiempo, cuando tengan más confianza.

Hablar mal del terceros

Ser moderada puede evitarte que hagas un comentario desafortunado sobre un tercero que te deje mal parada a ti. Aún no se conocen tanto como para que le des rienda suelta a la lengua y le caigas encima a alguien por sus ideas políticas, sus malos modales o su mal gusto. No sólo que él podría identificarse con algo de eso que tu criticas, sino que, aunque a ti te parezca que estás siendo divertida con tu mordacidad, corres el riesgo de quedar como una bruja que no tolera las diferencias.

El sexo

Si te parece que aún no están preparados para tener sexo, no lo hagas. No te sientas presionada, pues no es la manera de afianzar rápidamente la relación. Es mejor esperar a que se genere cierta confianza para que los juegos sexuales fluyan y luego de mantener relaciones sexuales se sientan más cerca, ¡y no a millas de distancia!

Tomado de: http://www.universoalessandra.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *